Cubren el pago de las cuotas en caso de desempleo o incapacidad temporal durante un plazo determinado y pueden tener periodos de carencia
Un seguro de protección de pagos de hipoteca puede aportar mucha tranquilidad a los titulares de cualquier préstamo hipotecario, ya que cubren el pago de las cuotas en caso de que se queden sin empleo.

¿Qué es un seguro de protección de pagos de hipoteca?
Un seguro de protección de pagos de hipoteca es un seguro que se hace cargo del pago de la hipoteca en dos situaciones concretas:
– Situación de desempleo: para ello se debe contar con un contrato fijo y ser trabajador por cuenta ajena. Es decir, las hipotecas de trabajadores autónomos no pueden beneficiarse en esta situación.
– Situación de incapacidad temporal: tanto si se sufre un accidente o una enfermedad que imposibilite realizar nuestro trabajo. En esta situación, el seguro sí que beneficia tanto a trabajadores asalariados como a autónomos.
Hay que tener en cuenta que un seguro de protección de pagos de hipoteca se ocupa de las cuotas del préstamo en estos dos casos. Por ello, en caso de impago de una hipoteca por cualquier otro motivo, este tipo de seguro no se hará cargo de la misma.

¿Cuánto cuesta un seguro de impagos de hipoteca?
Depende de cada caso en particular, ya que se calcula sobre el importante total del préstamo asegurado. De media, la mayoría de este tipo de seguros oscila entre el 1% y 1,5% del importe de la hipoteca.