Como parte de un sector en plena transformación desde la pandemia, las aseguradoras se apoyan en la tecnología para ser más competitivas, elevar la eficiencia y desarrollar nuevos productos.

Tras superar uno de los mayores desafíos de su historia con la pandemia, el sector asegurador continúa dando pasos adelante en su proceso de transformación. Los cambios se han acelerado en los últimos años, con altos niveles de disrupción y la entrada progresiva de nuevos actores como las insurtech en la industria. Ante esta situación, las aseguradoras han intensificado sus esfuerzos para encontrar fórmulas que permitan impulsar sus negocios dando respuesta a las necesidades de un cliente cada vez más digitalizado, informado y exigente.