El uso de la Inteligencia Artificial (IA) está aumentando exponencialmente en la mayoría de los sectores comerciales e industriales, debido en gran medida a las espectaculares capacidades que están demostrado estas tecnologías a la hora de realizar tareas de manera automática y semiautomática de manera eficiente simplificando el trabajo de los humanos, complementando con el objetivo de hacerlo más eficiente o resolviendo tareas repetitivas de manera automática.
Siendo las compañías de seguros uno de los sectores con más proyección a la hora de aplicar IA con el objetivo de mejorar la interacción con sus clientes y empleados minimizando el tiempo de gestión y mejorando la calidad de los servicios que ofrecen en áreas como los sistemas de suscripción, los servicios de atención al cliente, la realización de reclamaciones, el marketing, la identificación y análisis de daños y la detección de fraudes.
Todo este proceso de mejora de las operaciones interactivas entre los clientes y las compañías están actualmente dirigidas por tres técnicas de IA principalmente:

Asistentes conversacionales
Estos tienen la capacidad de mantener una conversación con el cliente o potencial cliente, mediante diferentes canales de texto y voz, pudiendo resolver sus consultas de manera automática en un corto periodo de tiempo minimizando la necesidad de un operador humano.

Modelos basados en Aprendizaje Automático
Permiten construir sistemas de predicción o clasificación con el objetivo de mejorar los diferentes procesos de gestión que se dan en las compañías de seguros.

Visión Artificial
Nos permiten extraer información mediante la utilización de imágenes o videos.