La contribución por parte de las empresas a la mejora del sector social, medioambiental y económico se denomina RSC o Responsabilidad Social Corporativa, esta práctica tiene por objetivo desde el punto de vista de la empresa, mejorar la imagen de la compañía o inclusive, suponer un valor añadido en la reputación de la misma, generando una clara ventaja competitiva. Además, la ayuda que esto supone a las áreas anteriormente comentadas es inmensa, al tratarse de entidades de gran envergadura.

La equidad y la transparencia son dos factores clave a la hora de pensar en RSC en el sector financiero y en el sector asegurador, ya que su por su modalidad de negocio y su principal inversión, ambas se enfocan en el ámbito social de manera predominante.

Actualmente existe un proyecto llamado CAES (Cooperación para el Aseguramiento Ético y Solidario) formado por algunas corredurías de reconocido prestigio. Éste proyecto tiene como objetivo principal, suministrar el fácil acceso a seguros éticos y responsables vinculados a organizaciones colectivas y socialmente responsables.
En pro del desarrollo de esta iniciativa, en 2009 se creó la certificación ETSI, la que está presente en España a través de algunas compañías y corredurías del sector, las cuales han obtenido este sello. Este mismo garantiza la calidad de un comportamiento ético por parte de la compañía con iniciativas como la RSC, el mutualismo y la transparencia, entre otros.

El bienestar medioambiental en particular, va a condicionar en gran medida la actividad de los seguros, ya que es la naturaleza la que ocasiona numerosos siniestros que involucran a las aseguradoras de lleno en la gestión de los mismos, y por ello, es otra de las razones por las cuales, estas empresas tienen que invertir en RSC con objeto de velar por la estabilidad del medio. Además, el medio social que es el más relacionado con las personas, quiénes son víctimas de los sucesos por los que son asegurados, es en el que es necesario invertir para su cuidado de igual modo, a través de sólidos programas de RSC.

Hoy en día, la Responsabilidad Social Corporativa es una herramienta útil que favorece a todos los públicos; tanto a la compañía (mediante una clara ventaja competitiva mejorando su reputación) como a los medios en los que se decida invertir y por tanto, implementar (social, económico y medioambiental).

Departamento de Marketing y Comunicaciones

Elaboración Propia