Agosto es el mes por excelencia de las vacaciones, muchos hogares se quedan vacíos durante varios días en los que pueden darse situaciones desagradables para nuestra vuelta. En la época estival los robos aumentan un 30% respecto a otras épocas del año, pero no es lo único, además de los robos en hogares pueden producirse otro tipo de siniestros provocados por cortes de luz, inundaciones…

Para evitar estas preocupaciones es recomendable, antes de irse de vacaciones:

  • Comprobar que la casa se queda completamente cerrada y cerciorarnos de que puertas y ventanas están bien cerradas, pero sin dejar ver que la vivienda está desocupada, pudiendo dejar las persianas un poco subidas.
  • No anunciar de manera pública nuestras fechas de viaje, ni destinos, es decir no comentar en redes sociales cuando se quedará la vivienda vacía.
  • Dejar el teléfono fijo sin volumen, si el teléfono suena constantemente, puede dar pistas de que no te encuentras en casa.
  • Si es posible, dejar las llaves a una persona de confianza que pueda vaciar el buzón cada pocos días o subir/bajar las persianas.
  • Si vas a estar fuera durante un largo periodo de tiempo es recomendable cerrar las llaves de paso del agua y del gas, para evitar fugas; y/o asegurarse de que ningún grifo se quede abierto.
  • Del mismo modo, si tenemos aparatos eléctricos que puedan quedarse sin corriente, es mejor desenchufarlos que simplemente apagarlos, como por ejemplo la televisión o el ordenador; de esta manera conseguimos evitar que puedan producirse incendios por cortocircuitos o pérdidas de datos si en el edficio se sufre algún corte de luz. En el caso del frigorífico si se produce algun corte de luz y los enseres se echan a perder, debes saber que el seguro del hogar, por norma general te lo cubre.