En la actualidad, existe una inmensa inversión por parte de empresas que pertenecen a la denominación de insurtech (siendo éstas de nueva creación o ya asentadas en el mercado),  que están generando sistemas a través de la tecnología capaces de gestionar los expedientes que disponen las aseguradoras con respecto a siniestros.

Las principales características que están otorgando un éxito rotundo a estas tecnologías son las funciones sencillas de las mismas, ya que el fácil manejo por parte del asegurado de sus propios procesos de reclamación o gestión conjunta con la aseguradora, reparador o perito del siniestro son claves para conseguir una atención eficaz y personalizada y por tanto, una excelente experiencia de cliente.

La posibilidad de retención y fidelización del cliente debido a la satisfacción que le genera la sencillez de la digitalización de estas gestiones, es un resultado seguro, puesto que las reclamaciones generan el punto clave en la cadena de valor de un siniestro.

Aplicaciones de movilidad para peritos y reparadores, las propias extranets de las compañías encargadas de gestionar siniestros o la automatización de los procesos de trabajo de estas áreas, incentivan el hecho de que la tecnología haya llegado tan lejos en un sector como es el de seguros.

Esta modalidad de gestión es preferible según su eficacia a procesos en los que la tecnología es inexistente, una de sus principales ventajas es la reducción de los costes de gestión y siniestrales, la posibilidad de resolver los mismos siniestros en un solo evento, falsas expectativas de cobro y control más estricto del fraude por parte del asegurado, ya que es un sistema mucho más personalizado que permite analizar los casos en profundidad y de forma rápida.

Y como también existe un amplio abanico de elección de dispositivos en los que se permite la utilización de dicha tecnología, es un punto positivo para estrategias multicanal en el área de operaciones o en cualquier otro de cada compañía que lo implemente. Esta multicanalidad ofrecerá adaptabilidad a las condiciones personales de cada asegurado, ya bien porque utilice en su mayoría tableta, smartphone o inclusive pc.

El futuro que visualizábamos años atrás sobre la incorporación de la tecnología a los procesos de trabajo de cualquier rama del mercado, se ha convertido en el presente.