La mayoría de hogares cuentan con un seguro que pueda hacerse cargo de los posibles daños que puedan ocasionarse a lo largo del tiempo en la vivienda; sin embargo, muchas veces no tenemos en cuenta, que en ciertos casos, este tipo de seguros exluye algunas cosas que generalmente creemos cubiertas.

Exclusiones en los seguros de hogar

Robos de dinero o joyas que no estén a resguardo:  El robo de dinero en metálico o joyas que no se encuentren en una caja fuerte puede no entrar dentro de la cobertura del seguro, si han pasado más de 3 días de el siniestro y no se ha habitado la casa; por ejemplo, en el caso de que se produzca el robo durante las vacaciones.

Inundaciones o daños causados por fugas de agua: Al igual que en el caso anterior, el seguro no cubrirá los daños ocasionados por una fuga de agua si la vivienda está deshabitada en un periodo superior a 8 días, como puede ser también en el momento de las vacaciones.

Afección de humo causado por siniestros ajenos: La mayoría de seguros de hogar excluyen de sus coberturas los daños que puedan derivarse de siniestros ajenos, como es en el caso de un incendio en alguna vivienda o local contiguo, el humo generado puede dañar la propia vivienda en cuánto a daños estéticos, que el seguro de hogar no cubre.