Los seguros de vida saldan 4.700 hipotecas al año en España tras un fallecimiento, según Unespa

seguro-de-vida

El seguro de vida con cobertura de fallecimiento que se suscribe al contratar una hipoteca cumple una misión de gran importancia en la protección del patrimonio familiar. Estos seguros saldan la deuda pendiente con el banco y, de esta forma, evitan que la familia sufra estrecheces económicas si alguno de los titulares del préstamo fallece y se pierden los ingresos que aportaba para atender el pago del crédito. Cada año, el seguro liquida 4.700 hipotecas tras un fallecimiento.

El importe abonado alcanza los 166 millones de euros. Esta es una de las conclusiones que arroja el informe de Estamos Seguros titulado La fatalidad, en el peor momento. Prestaciones del seguro de vida relacionadas con hipotecas.