𝑪𝒂𝒔𝒊 𝒍𝒂 𝒎𝒊𝒕𝒂𝒅 𝒅𝒆 𝒍𝒂𝒔 𝒑𝒐́𝒍𝒊𝒛𝒂𝒔 𝒔𝒆 𝒇𝒊𝒓𝒎𝒂𝒏 𝒆𝒏 𝒄𝒐𝒏𝒄𝒆𝒑𝒕𝒐 𝒅𝒆 𝒑𝒓𝒊𝒎𝒂 𝒖́𝒏𝒊𝒄𝒂 𝒇𝒊𝒏𝒂𝒏𝒄𝒊𝒂𝒅𝒂 𝒑𝒐𝒓 𝒆𝒍 𝒃𝒂𝒏𝒄𝒐 𝒚 𝒔𝒆 𝒑𝒖𝒆𝒅𝒆𝒏 𝒓𝒆𝒄𝒍𝒂𝒎𝒂𝒓

Los seguros de vida ligados a las hipotecas son entre un 60% y un 300% más caros que si se contratan en el mercado libre, según denuncia la Asociación de Usuarios Financieros (Asufin), que recuerda que estos sobrecostes son reclamables en los tribunales y que sobre ellos ya existe jurisprudencia, con hasta medio centenar de sentencias favorables al consumidor.
El 47% de las primas de seguro de vida y riesgo se hace través de la firma de las pólizas de prima única financiada que van asociadas a las hipotecas y se suman al importe solicitado para financiar la vivienda.
Así, a modo de ejemplo, si la hipoteca ascendía a 200.000 euros y la prima del seguro a 15.000 euros, el banco traspasaba los 215.000 euros a la cuenta del cliente y, acto seguido, los 15.000 euros pasaban a ser ingresados en la cuenta bancaria de la compañía aseguradora, de manera que el banco financiaba el seguro, según los cálculos de Asufin.
“Financiar este seguro, sin embargo, al 1,5% de la hipoteca, durante 35 años, siguiendo la simulación, generaba un sobrecoste en las cuotas de 45,93 euros, que al multiplicar por las 420 cuotas totales, suman unos intereses de 4.200,60. Es decir, la prima y los intereses añaden un 10% a esos 200.000 euros solicitados por el cliente”, sostienen desde Asufin.
Estos productos se imponen en la contratación de hipotecas como condición para la concesión del préstamo y el cliente no puede cancelarlo.
La aseguradora impone sus propias condiciones, obliga a pagar por adelantado en la contratación de la hipoteca y es el propio banco es el que financia el precio del seguro.
Asufin señala que es un seguro que da problemas a la hora de cobrarlo, porque cuando se produce una situación de desempleo o fallecimiento, el banco declara la hipoteca impagada y el seguro no se activa de manera automática para evitar que la propia filial tenga que desembolsar el dinero.
Así, la asociación recuerda que los usuarios pueden reclamar por este producto en los tribunales.