Según el Estudio sobre Ciberseguridad y Gestión del Riesgo Ciber en España elaborado por AON

El volumen de primas de Ciber en España a cierre de 2020 se situó en 75 millones de euros, lo que supone un incremento del 35% respecto a 2019. Además, las primas de renovación crecen entre el 25% y el 60%.
Son datos del segundo Estudio sobre Ciberseguridad y Gestión del Riesgo Ciber en España elaborado por AON, que revela que el crecimiento del número de empresas que transfieren el riesgo al mercado por primera vez, así como la propia tendencia alcista en primas como consecuencia del endurecimiento del propio mercado son los principales motivos de esta alza.
En concreto, las empresas que facturan más de 250 millones de euros son las que cada vez transfieren más su riesgo mediante la contratación de pólizas. Este segmento representó el año pasado un 68% de las contrataciones de Seguros Ciber en España (44% en 2019). Por el contrario, las pymes redujeron su contratación (56% en 2019 frente a un 32% en 2020), “probablemente como consecuencia del impacto económico derivado de la pandemia”, se indica.
Otro de los parámetros del informe apunta a una inversión desigual en ciberseguridad y tecnología: «Existe una gran diferencia entre la inversión realizada por las distintas organizaciones en este ámbito, tanto en protección de sistemas como en digitalización», afirma. «Esto -se añade- da lugar a la aparición de barreras que impiden lograr sus objetivos de negocio, llegando a afectar a otras áreas, por ejemplo, financiero, legal, innovación o reputacional».