Nos encontramos en un momento en el que los “Zeta” más mayores cumplen 27 años (La Gen Z abarca a los nacidos entre 1995 y 2010). La mayoría se encuentran trabajando, algunos independizados con sus parejas y/o amigos y con proyectos de vida adulta.
Esta situación plantea un verdadero reto para el sector asegurador ya que ahora sí que sí: No hay tiempo que perder. Si hace unos años valía la excusa de “ya llegará nuestro momento” ahora mismo podemos decir que el momento ha llegado.
Para afrontar este reto planteamos 5 claves/demandas para entender la relación de nuestra generación con el sector:

𝟏. 𝐆𝐞𝐧𝐞𝐫𝐚 𝐜𝐨𝐧𝐟𝐢𝐚𝐧𝐳𝐚: muéstrate como el hermano mayor. La marca debe demostrar al Z que tiene un rol de valor, sino el Zeta se protegerá por su cuenta. Actualmente el 35% ya considera tener un seguro como la mejor opción para sentirse protegido frente a posibles imprevistos. Esta consideración irá creciendo conforme pasen los años por lo que posicionarse, a día de hoy, como ese hermano mayor que busca nuestra generación debe ser estratégico.

𝟐. 𝐍𝐞𝐜𝐞𝐬𝐢𝐭𝐚𝐦𝐨𝐬 𝐜𝐨𝐦𝐩𝐫𝐞𝐧𝐝𝐞𝐫 𝐥𝐚 𝐮𝐭𝐢𝐥𝐢𝐝𝐚𝐝 𝐝𝐞𝐥 𝐬𝐞𝐫𝐯𝐢𝐜𝐢𝐨: ¿Para qué me sirve un seguro? ¿Cómo hago uso de él? La autopercepción de la GenZ es que su nivel de cultura aseguradora es medio-bajo (90,4%). Las aseguradoras deben asumir su labor didáctica para mejorar el entendimiento de la utilidad de sus productos/ servicios.

𝟑. 𝐐𝐮𝐞𝐫𝐞𝐦𝐨𝐬 𝐞𝐧𝐭𝐞𝐧𝐝𝐞𝐫 𝐞𝐥 𝐥𝐞𝐧𝐠𝐮𝐚𝐣𝐞: Se debe adaptar o explicar en nuestro códigos los elementos clave del seguro. El 82% considera que es difícil saber lo que cubre o no un seguro, ya que el lenguaje es muy técnico. La Generación Z considera que la principal urgencia del sector pasa por adaptar los mensajes y la información a los códigos actuales.

𝟒. 𝐋𝐨𝐬 𝐩𝐫𝐨𝐜𝐞𝐬𝐨𝐬 𝐚́𝐠𝐢𝐥𝐞𝐬 𝐲 𝐬𝐢𝐦𝐩𝐥𝐞𝐬 𝐬𝐨𝐧 𝐮𝐧 “𝐦𝐮𝐬𝐭”: La burocracia y el “papeleo” son uno de los motivos que más rechazo generan dentro de los más jóvenes. El 67% contrataría un seguro si fuera un proceso más rápido o fácil. A pesar de los esfuerzos por digitalizar el sector, los más jóvenes siguen considerando la contratación de un seguro un proceso lento y demasiado complejo.

𝟓. 𝐂𝐨𝐞𝐱𝐢𝐬𝐭𝐞𝐧𝐜𝐢𝐚 𝐞𝐧𝐭𝐫𝐞 𝐥𝐨𝐬 𝐬𝐞𝐠𝐮𝐫𝐨𝐬 𝐭𝐫𝐚𝐝𝐢𝐜𝐢𝐨𝐧𝐚𝐥𝐞𝐬 𝐲 𝐧𝐮𝐞𝐯𝐨𝐬 𝐬𝐞𝐠𝐮𝐫𝐨𝐬: Los seguros de hogar se mantendrán, pero el Z demanda nuevos seguros relacionados con los datos online, la identidad digital o la carrera laboral. Los activos intangibles y la protección de la identidad digital son fundamentales para las nuevas generaciones. A pesar del auge de estos nuevos intereses de protección, nuestra generación no renuncia a la propiedad ya que el 76,6 % espera poder vivir en una casa propia.