Según el estudio “Siniestros indemnizables en el seguro de Hogar” de ICEA, sólo un 11,5% de los siniestros de Hogar se tramitan como indemnizables. Cada vez se reparan más siniestros en las viviendas y se indemnizan menos, los siniestros declarados como reparables, representan el 73% del total y el 15,5% restante se gestionaron como siniestros mixtos.

Las entidades optan por tramitar la mayoría de los siniestros como reparables porque, generalmente, indemnizar un siniestro resulta más caro. Y así lo confirma dicho estudio, en el que se constata que el importe medio de una indemnización se sitúa en torno a los 451 euros, lo que significa más del doble de lo que cuesta una reparación, que ronda los 200 euros. No obstante, la vía más gravosa para el seguro es declarar el siniestro como mixto ya que su coste medio asciende a 490 euros. “Y, si se analizan todas las coberturas y garantías del seguro de Hogar, en casi todas ellas se ahorra más reparando que indemnizando”, subraya Antonio Sanromán, responsable de Proyectos del Área de Investigación de ICEA. Efectivamente, según el informe, sólo saldría mejor indemnizar en RC, aunque el ahorro sería mínimo: de apenas, 13 euros.

Otro motivo que exponen las aseguradoras para optar por la reparación es que hay mayor probabilidad de que los siniestros indemnizables sean fraudulentos. Según el estudio, se detecta fraude en el 1,1% de estos siniestros mientras que no llega al 0,4% en los declarados como reparables. Aún así son porcentajes muy pequeños en comparación con otros ramos. Según Antonio Sanromán, influye favorablemente que “el 64% de las compañías analizadas dispongan de alguna medida para detectar fraude, como reglas automáticas, modelos productivos o marcas de identificación”.

En relación a los clientes, el índice de satisfacción de los asegurados se sitúa en el 70%, y prefieren la reparación a la indemnización por 3 motivos: no desean buscar profesionales para solucionar el siniestro, delegan el seguimiento y la coordinación de gremios en las empresas de asistencia y les gusta tener una aseguradora o una empresa de asistencia detrás porque le da más garantías.

Fuente: Grupo Aseguranza