La primera sentencia que condena a una compañía a indemnizar al responsable de un local genera un intenso debate jurídico sobre el alcance de las pólizas.

La sentencia ha provocado un auténtico terremoto en el ámbito asegurador, y muchos auguran que dará pie a un aluvión de reclamaciones contra las compañías. La Audiencia Provincial de Girona ha condenado a SegurCaixa Adeslas a pagar 6.000 euros a la propietaria de la pizzería Bela Napoli por las pérdidas que ocasionó el cierre del negocio por la pandemia.

El caso ha despertado un importante interés, porque para muchos sienta un precedente que refuerza la posición jurídica de numerosos negocios que han sufrido el impacto de los cierres y que aspiran a recibir algún tipo de reparación. Otros, sin embargo, desinflan la euforia y creen que se trata de un caso muy particular.